POLICIALES  22 de abril de 2015

Fraude electoral

Crecen las sospechas por el escrutinio en las PASO de Santa Fe. Los apoderados de los diferentes partidos hablan de acciones que podrían haber estado orientadas a generar irregularidades; el gobierno socialista admitió "desprolijidades", aún falta escrutar 807 mesas.

No se habla de fraude. Pero crece la sospecha por lo que ocurrió el domingo cuando se computaron los resultados provisorios de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), para definir candidaturas a gobernador y vice, legisladores, intendentes, concejales y miembros de comisiones comunales en esta provincia, que competirán en la general del 14 de junio. Según se pudo comprobar, desde esta mañana aumenta el convencimiento de los apoderados de los diferentes partidos o frentes, de que hubo acciones individuales y colectivas que podrían haber estado orientadas a generar irregularidades.

Por ahora no se habla de un supuesto fraude electoral. El gobierno admitió "desprolijidades" en el escrutinio provisorio. El lunes reconoció que la planilla del gobierno santafecino en la web, cuando se refería al total de votos escrutados, no era el total. Se trataba del número de votos contados de las urnas disponibles, no de aquellos que nunca arribaron al Tribunal Electoral.

El dato concreto es que aún faltan escrutar 807 mesas. De ese total, 657 no fueron recibidas y en 150 había errores en el telegrama. Pero LA NACION tuvo acceso a comentarios de varios apoderados, quienes señalaron que hubo un importante faltante de urnas de facultades rosarinas y escuelas de barrios de esta capital, que se suman a las denunciadas en los restantes departamentos que conforman la división geopolítica de la provincia.

Un vocero de Miguel del Sel reconoció que en la mesa que él y su familia votó, en la vecina ciudad de Santo Tomé, no aparecen cargados votos de Pro.

Por su parte, fuentes de la Secretaría Electoral reconocieron esta tarde que "hubo muchas fallas" de los responsables de la elección, principalmente los jefes de mesa. "Pero tampoco existen respuestas para quienes aseguran haber completado el trámite y sin embargo las boletas no aparecen", amplió.

El tema nunca dejó de generar reacciones. "Es un mamarracho lo que hizo el gobierno, y alguien tiene que renunciar", dijo Osctavio Crivaro, precandidato a gobernador del Frente de Izquierda.

Del Sel amplió: "Temíamos porque había información de que podía pasar algo raro. Me llegó un dato de una mesa en Casilda, donde mi candidato a diputado sacó 28 votos, el senador 20 y yo, cero. Amigos míos que me votaron y les llegó el telegrama que dio cero", aseguró.

Desde el mismo Frente Progresista se escucharon voces disconformes. El intendente de esta capital, el radical José Corral, ganador de la interna, coincidió en que hubo "problemas de comunicación. El escrutinio fue confuso y al no haber claridad se presta a suspicacia", reconoció.

Por su parte, la diputada nacional por el Pro, Gisela Scaglia manifestó, "nosotros tenemos información que podrían ser más las mesas sin escrutar, unas 1.023, muchas más de las que declara el gobierno. Estas irregularidades en el conteo no pueden ocurrir. No podemos jugar con los derechos de la gente, con su elección personal, no se puede callar la voz de la gente que fue a votar", apuntó.

Hasta el momento, los resultados de la interna abierta determinaron que el Pro, que postuló como precandidato a gobernador a Miguel Del Sel obtuvo 481.278 votos (32,19 por ciento); seguido del Frente Progresista, que entre sus dos postulantes, Lifschitz y Barletta, lograron 475.785 (31,8 por ciento).

En tercer lugar se ubicó Omar Perotti, el único precandidato a gobernar la provincia del FPV, con 327.126 sufragios (21,88 por ciento)..

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »