Hoy es miercoles 19 de septiembre de 2018 y son las 22:23 hs. ULTIMOS TITULOS: La gran atajada de Armani a Gigliotti, desde todos los ángulos: la jugada más peligrosa de Independiente-River / Subastarán objetos que pertenecieron a Frank Sinatra / Lo invitaron a un encuentro de exalumnos y aprovechó para denunciar el bullying que sufrió: "Hay gente que se suicida por esto" / Más de 200 testimonios y 1,6 millones de documentos: la NBA confirmó casos de acoso sexual en Dallas Mavericks / Ricardo Centurión, sancionado con dos fechas de suspensión y US$ 3.000 de multa por su expulsión ante River / Polémica por el nombramiento de la novia de Cobos en un alto cargo judicial / A un año del Mundial, los Pumas empiezan a preocupar a sus rivales / Télam volvió a la actividad pero sigue el conflicto gremial / Córdoba: la emoción de un niño que logró caminar por primera vez a los ocho años / Mauricio Macri recibió a una delegación de congresistas de los Estados Unidos / Alfredo Casero finalmente actuará en Córdoba / Un regreso muy esperado: se viene Space Jam 2, con LeBron James / "No hice nada": los memes y los mejores tuits de la expulsión de Cristiano Ronaldo en Valencia-Juventus / La expulsión de Cristiano Ronaldo, en 12 fotos: la tarjeta roja, el llanto y la salida desconsolada / Rosario: un adolescente apuñaló a su madre cuando lo despertó para ir a la escuela / Los cuadernos de las coimas: Thomas no se arrepiente y apuntó contra el Gobierno / Hacienda captó $107.374 millones con la licitación de Lecap / ¿Por qué a Chile le va mejor que a la Argentina en educación? / Aumentan los casos de piratería del asfalto y son cada vez más violentos / Ordenan garantizar que un haber jubilatorio fijado por sentencia no sea inferior al 70% del último salario /

  SALUD  12 de marzo de 2017
10 millones de tranquilizantes se consumen por día!
Adictos a los tranquilizantes: los argentinos toman 10 millones de pastillas por día. Afirman que el consumo se duplicó en la última década y que el 20% de las pastillas se compra ilegalmente. Advierten que no se evalúan los efectos adversos ni la adicción que generan.

Sólo el año pasado se prescribieron casi 100 millones de recetas para comprar 120 millones de envases de 30 comprimidos cada uno, lo que da diez millones de pastillas al día. Estamos hablando de tranquilizantes, de medicamentos que fueron pensados para trastornos mentales, pero que hoy ocho millones de argentinos consumen diariamente como paliativos para causas dispares como dormir, calmar la ansiedad, bajar el estrés o disimular una angustia. Los especialistas aseguran que se toman tranquilizantes como si fueran aspirinas, que nadie tiene en cuenta sus efectos adversos ni en la adicción que generan. Así las cosas, muchos psiquiatras hoy centran sus terapias en tratar de que sus pacientes dejen los tranquilizantes en vez de recetarlos.

En el primerísimo puesto aparece el clonazepam (el más conocido es el Rivotril, pero la droga tiene como veinte marcas distintas), que además está en el top ten de los diez medicamentos más vendidos en el país. Los argentinos toman un millón de estas pastillitas por día. Su consumo creció el 130% en la última década, incluso más que el promedio de los tranquilizantes en general que, según Marcelo Peretta, al frente del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, se duplicó del 2006 a hoy.

Peretta habla del “uso recreativo” de los tranquilizantes. Esto es, además de usarse para combatir ataques de pánico o cuadros de esquizofrenia, para dar algunos ejemplos, se usa para muchas otras situaciones: “La gente los toma para relajarse, para descansar, para pasarla bien, y esto es algo que supera a los médicos y los farmacéuticos”. Peretta compara estas pastillas con las aspirinas: “Los tranquilizantes se están usando como las aspirinas, nunca faltan en la cartera de la dama y el bolsillo del caballero, aunque más en la carteras de las damas, ya que ellas consumen más”. La relación, dice, es 55% a 45%.

“El consumo de tranquilizantes crece por varios factores. Uno de ellos es que estamos viviendo en una sociedad que exige cada vez mayor rendimiento y máxima exigencia en todos los aspectos de la vida, no solo en el laboral. Si a esto le sumamos que existen tiempos dedicados al descanso cada vez más cortos o casi inexistentes, pareciera que la formula más fácil para afrontar esa realidad sería tomar una pastilla. Lo que se busca de esta manera es la píldora mágica que aunque sea nos dé un bienestar momentáneo artificial”, explica a Clarín Alberto Trimboli, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Salud Mental y coordinador del sector de Adicciones del Hospital Alvarez.

Otro factor, agrega Trimboli, es patologizar muchos problemas normales de la vida cotidiana: “Hay una tendencia a diagnosticar como enfermedad, y medicar, ciertos sentimientos y emociones naturales y esperables de la vida cotidiana, como la tristeza transitoria producida por la pérdida de un ser querido o el estado de ansiedad que puede provocar un examen. El problema es que se ha naturalizado que médicos de cualquier especialidad prescriban ansiolíticos ante cualquier inquietud o solicitud de un paciente, cuando en realidad es el psiquiatra el que está preparado para prescribir, luego de un exhaustivo análisis, si una persona debe tomar un tranquilizante”.

Federico Pavlovsky explica que históricamente los jóvenes usan sustancias para enfrentar hechos sociales, habla de los efectos de desinhibición y euforia, y que eso no es nuevo. Pero hoy se suma también el “todo ya”: “No hay estructura de la demora. Y esta es la propuesta para todos, y los tranquilizantes ofrecen una respuesta muy rápida, bajan la ansiedad y la angusta en cinco minutos, es “la banalización de la psicofarmacología”, dice el médico psiquiatra.

Al igual que sus colegas, Pavlovsky también asegura que mucha gente se automedica, con todos los riesgos que eso implica, y que más del 20% de los tranquilizantes se consiguen sin receta. Por Internet, en kioscos o en plena calle.

"La automedicación es alarmante. El tranquilizante se convirtió en el objeto que no puede faltar en el botiquín familiar de muchos hogares -asegura Trimboli-. En mi experiencia, el tratamiento de la adicción a los tranquilizantes es mucho más difícil de tratar que la adicción a otras sustancias, inclusive a aquellas que peor prensa tienen".



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

La Biblia en tu vida

de 21.00 a 23.00

 
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
38.72
40.42

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 


www.cadenaazulyblanca.com - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet