Hoy es lunes 24 de julio de 2017 y son las 13:30 hs. ULTIMOS TITULOS: Nicolás Maduro aplaude y se mueve al ritmo de ?Despacito? en versión chavista / Adiós al Microsoft Paint: el editor fotográfico será retirado de Windows 10 / El dólar empieza la semana con otra suba y vuelve a marca un nuevo récord / Amor por los colores: era el único hincha de su equipo en la cancha y se convirtió en un fenómeno viral / El fondo que le ganó al país en el Ciadi por la expropiación de Aerolíneas celebró el fallo y sus acciones subieron / Lousteau, contra Cambiemos: ?Quieren expulsar a De Vido y se sacan fotos con Menem? / Rusiagate: el yerno de Donald Trump admitió haber tenido cuatro contactos con rusos / Choque de tren en Merlo: Andrea Heredia, la enfermera que murió cuando iba a trabajar / En San Luis se abre la inscripción para los cinco planes de vivienda / Taiana repudió los dichos de Durán Barba sobre los votantes duros de Cristina y pidió una "disculpa" de Macri / El caso Centurión: las cláusulas que prepara Boca y la reunión Angelici-Guillermo / Paolo Menghini: "No se puede depender del estado de somnolencia de una persona para que estas cosas no sucedan" / La más cara del país: anuncian cuánto cuesta la nueva camiseta de Boca / Lo mejor del "Juego de las Estrellas": la magia de Facundo Campazzo y las volcadas de Patricio Garino, el invitado NBA / Es alemana, tiene 16 años, combatió junto a Estado Islámico y ahora quiere volver a su casa / Incontinencia: un mal que afecta al 30% de la población y del que pocos se animan a hablar / Negri admitió que Cambiemos no podrá echar a De Vido, pero advirtió: ?La abstención no es neutra? / Cinco traslados y mudanzas oficiales que tuvieron lugar en los últimos años / En los últimos 10 años, los femicidios dejaron a 3000 chicos sin madre / Ataque en Suiza: un hombre con una motosierra hirió a cinco personas en la calle /
17 de abril de 2017
Hoy no entendemos lo que leemos y mañana?
El 70% de los empleos sufrirán el impacto de los robots. La 4ta. revolución industrial ya está aquí y tanto las empresas como los Gobiernos, y la sociedad deben adaptarse, afirma Jonas Prising, presidente y CEO de Manpower Group. En las próximas 2 décadas, la mitad de los trabajos serán automatizados. Por ello, desaparecerán muchas de las actividades que actualmente se conocen y las carreras con más demanda serán Ingeniería Ambiental, Biotecnología, Robótica, Mecatrónica e Informática, entre otras, según Manpower.

El 70% de los empleos sufrirán algún tipo de "impacto" como consecuencia de los robots, aunque solo un 5% o 6% de los puestos se automatizarán completamente, según Jonas Prising, presidente y consejero delegado de ManpowerGroup.

Sin embargo, Prising apunta que la conexión humana no podrá ser reemplazada y que, al final, se crearán más empleos de los que se destruyan.

"Hoy en día vemos claramente que los empleadores buscan talento con las habilidades y competencias adecuadas y casi instantáneamente productivos", explicó Prising, durante una conferencia que tituló 'Liderazgo Responsable y Skills Revolution', en alusión a la 4ta. Revolución Industrial y las 4 fuerzas que inciden en el mundo del empleo: demografía, tecnología, individualización y sofisticación.

De igual modo, ha remarcado que en casi todos los países la población se polariza entre los que tienen las habilidades y competencias adecuadas y los que no cuentan con ellas, así como entre los que no crece el nivel de empleo.

El presidente de la firma también ha constatado que el verdadero reto del futuro no se centra en crear más empleos, sino en ayudar a las personas a incrementar y adaptar sus competencias.

Según Mónica Flores, directora general de Manpower, para revertir esta situación es necesario cambiar los planes de estudio, pero las instituciones educativas van mucho más despacio de lo que el mercado laboral se mueve.

En el corto plazo las organizaciones tendrán que recurrir a cursos intensivos o tendrán que invertir en reentrenar a su talento.

"Es alarmante que no vayamos con suficiente rapidez porque el periodo de vida de las competencias es cada vez más corto. Esta capacidad de aprender es la que necesitamos desarrollar a la par de las demandas del mercado", reflexionó.

"El 65% de las posiciones laborales que tengan la "generación Z" no existe hoy".

"El 45% de las cosas que hace una persona en su puesto es automatizable. Las empresas van a empezar a contratar no tanto por lo que saben sino por la capacidad que se tiene de aprender", explicó Flores.

Entrevista

Aquí una entrevista a Jonas Prising, de Regina R. Webb que publicó Finanzas.com/

-Para 2020 se habrá destruido 5 millones de puestos de trabajo, según cifras del World Economic Forum (Foro Económico Mundial). ¿Es la nueva realidad a la que nos debemos acostumbrar?

-Ciertamente creemos que hay puestos de trabajo que se van a suprimir con el avance tecnológico, pero que, al final, se habrá creado más empleo del que se habrá destruido. Es difícil de predecir. ¿Serán 5 millones de empleos? ¿Serán 10 millones? Nadie lo sabe. Son conjeturas. Lo que sí sabemos es que la tecnología va a tener un impacto en la mayoría de industrias. Y las empresas van a buscar trabajadores que tengan la destreza para aprovecharse de ello. El mundo pertenecerá a una mano de obra cualificada. Aquellos puestos que no requieran cualificaciones, especialmente en países desarrollados, van a ver mucho menos crecimiento. Esta polarización entre los que tienen esas habilidades y los que no ya se está notando hoy en día. Lo vemos en las cifras del paro, pero también en los resultados electorales.

-¿No cree que el futuro laboral vaya a ser tan negro como se pinta?

-No, no lo creo, en el sentido de que no veo que vaya a desaparecer el 50 por ciento de los puestos de trabajo. Pero, a la vez, creo que para tener éxito y un alto grado de «empleabilidad» será necesario tener las habilidades adecuadas para que pueda contribuir productivamente a las organizaciones para las que trabaja. La eliminación del trabajo no va a ser el gran riesgo, pero la necesidad de una mano de obra cualificada es un reto mayor tanto para las empresas como la sociedad.

-¿Qué le hace pensar que las empresas vayan a ser proactivas en la creación de empleo? ¿Lo harán a la suficiente velocidad como para compensar la destrucción de empleo?

-La verdad es que no sabemos. Al final, siempre se ha creado más empleo del destruido, pero, al principio, pasa un tiempo antes de que se encuentren nuevas vías para aplicar esa tecnología y la creación de nuevas profesiones.

-¿Serán capaces las compañías de encontrar perfiles de trabajadores para esos nuevos puestos de trabajo?

-Incluso ahora mismo no encuentran trabajadores cualificados suficientes. Es lo que percibimos de las encuestas que realizamos a 45.000 directivos de 55 países distintos. En España, el 23 por ciento de los empleadores afirma que tiene dificultades para encontrar gente con las habilidades necesarias. Puede sonar como una cifra alta, pero la media global es del 40 por ciento, con Japón en cabeza. Claramente se sigue percibiendo las consecuencias de la recesión en las altas cifras de desempleo, pero sigue siendo difícil encontrar los perfiles necesarios.

-¿Cuál es la solución a esta paradoja de alto desempleo y falta de personal cualificado para los puestos que ya existen?

-Hace falta un enfoque completamente nuevo al desarrollo de habilidades. Hace falta una revolución. Que haya esfuerzos sistémicos por mejorar las cualificaciones de quienes no están participando en el mercado laboral actual, especialmente de las mujeres. Debe ser también una responsabilidad del individuo.

-¿Qué pasará con esa clase media que depende del trabajo manual? ¿Qué futuro pueden esperar?

-Claramente siempre va a haber necesidad de cierta mano de obra manual. Pero no tanto como antes. Estos trabajadores necesitan buscar áreas donde poder incentivar sus habilidades. Aunque reconozco que es improbable que alguien que lleva toda su vida dedicada a una profesión, de repente quiera ser programador informático. Probablemente tenga las capacidades para hacerlo, pero no querrá. Querrá dedicarse a aquello por lo que siente pasión. Así que parte de esta revolución será mover el trabajo a donde están las personas. Con la ayuda de la tecnología, uno puede pensar en mover ciertas actividades hacia áreas donde hay un nicho de talento infrautilizado. Es decir, que sea más barato, que estén disponibles inmediatamente y que se pueda invertir en su desarrollo para adecuarles a las necesidades del trabajo.

-Hablando de «barato», gran parte de empresas disruptivas de los últimos años están triunfando con modelos de servicios 'low cost', pero también lo hacen con puestos de trabajo 'low cost'.

-Lo que está claro es que son nuevas maneras de hacer las cosas. Todas estas compañías, en cierto modo, han facilitado el trabajo, con lo que un mayor número de personas ha tenido acceso a él, pero en realidad es un servicio que ya existía, solo que no era visible. Han creado una nueva categoría de trabajo. Para nosotros, lo que va a importar realmente en esta revolución laboral es que se cambie el enfoque, de la seguridad laboral a una perspectiva que asuma que el individuo trabajará de muchas y distintas maneras y que la carrera profesional será más larga. Y por ello, los Gobiernos deberán centrarse en generar esa estabilidad en las distintas fases.

-¿Habrá un impacto temporal en las arcas de la seguridad social?

-Por supuesto que habrá menos trabajadores contribuyendo al fondo de pensiones porque la demografía es muy pobre. Cómo expandimos las vías para la contribución a la seguridad social probablemente llegará con la expansión de la vida laboral. La edad de jubilación se ha incrementado, de media, un año en las últimas décadas; la esperanza media de vida ha subido 19 años en ese mismo periodo. Está claro que la población europea está envejeciendo con rapidez. No hace falta ser un genio de las matemáticas para darse cuenta de que las cifras no dan. Los Gobiernos deberán tener el valor, y los ciudadanos la capacidad de entender, para asumir que el sistema actual no funcionará para las futuras generaciones.

-Se habla de la idea de que los robots que sustituirán a los trabajadores contribuyan al sistema de pensiones vía impuestos. ¿Puede ser una solución?

-Por supuesto. Al menos, es un concepto del que hay que hablar. Hay que pensar en nuevas vías para generar fondos para la seguridad social a medida que surgen nuevos modelos de empleo. Así que no creo que sea una herejía tener algún tipo de contribución por parte de la automatización, siempre y cuando no frene la inversión en ella. Porque si no, sería dispararse en el pie.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








EL TIEMPO EN CORRIENTES

 
31 °
Soleado
 

LA RADIO EN VIVO

 
 
PUBLICIDAD
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
17.29
17.69

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Corrientes
 

 

PUBLICIDAD

DEJA UN MENSAJE

 
 
PUBLICIDAD

RadiosNet