Hoy es sabado 22 de julio de 2017 y son las 07:46 hs. ULTIMOS TITULOS: Día mundial del cerebro: qué es y cómo detectar un ACV / Luis Amarilla se transformó en el tercer refuerzo de Vélez / Mauricio Macri se quedó en Mendoza para encabezar un timbreo y descansar en un exclusivo resort / Emerson Cabañas: ?No me pude ni siquiera despedir de mis padres? / El ranking de eficiencia de la oposición en Venezuela / Héctor Olivera: "El Incaa heredó todos los problemas del cristinismo" / Gallery Day: arte, música y recorridos urbanos para enamorarse del sur de la ciudad / Crecer / Diccionario del hampa: "Turrón", el joven delincuente conocido por su dureza / Carlos Monzón y Pascual Pérez entre los mejores boxeadores de la historia según la AMB / Curiosidades de un tour por la quinta de Olivos / Las tres tecnologías que podrían cambiarnos la vida / ?La realidad superó toda la fantasía?, dijo la dueña del súper donde se grababa una escena de saqueos / Renunció Juan Procaccini al frente de la Agencia de Promoción de Inversiones / Fernando Burlando: ?No se puede sacar nada potable de los políticos? / Según la prensa española, PSG pagaría la cláusula de rescisión de Neymar y Dybala podría reemplazarlo / Un loro, testigo de un asesinato en los Estados Unidos / Cómo serán las condiciones de alojamiento del contador de los Kirchner en el penal de Marcos Paz / Represas en Santa Cruz: fuertes críticas a las obras, el saldo del debate en el Senado / Avanza un aumento de las prepagas: 5% en septiembre y 5% en octubre /
21 de abril de 2017
El que no tiene cabeza pa´ pensar , tiene espalda pa´aguantar
Efecto de los barrios privados en las zonas inundables de lagunas y esteros. En las últimas décadas, el mercado inmobiliario avanzó sobre terrenos de la Capital y Santa Ana que son reservorios naturales para el escurrimiento del agua. Ante cada precipitación extraordinaria, los clubes de campo y barriadas cerradas registran graves anegamientos por estar cerca de espejos de agua rellenados.

A raíz del déficit habitacional imperante y la expansión desmedida y desordenada del mercado inmobiliario sobre terrenos no aptos, tanto en el tejido urbano de la Capital como de la vecina localidad de Santa Ana, en los últimos años proliferó la construcción de clubes de campo, countries y barrios cerrados sobre predios que son desagües naturales, reservorios de agua o inclusive lagunas que se mantienen secas durante las temporadas sin lluvias, pero que registran graves anegamientos cuando hay precipitaciones de volúmenes extraordinarios. Debido a leyes y reglamentaciones de años atrás, los emprendimientos inmobiliarios privados fueron ganando lugar en las zonas rurales y sobre los sistemas de espejos de agua, generando un impacto negativo en el ambiente, el deterioro del suelo con sus consecuentes anegamientos e inundaciones, como los de esta semana.
Estudios científicos y universitarios alertaron sobre los riesgos de la construcción de barrios en las zonas inundables y que constituyen el desagüe natural de la Capital, ubicados hacia el Este del departamento Capital y a la vera de la Ruta Nacional N° 12.
A pesar de los actuales reclamos y el malestar vecinal por las inundaciones registradas en terrenos rurales del tejido capitalino y de Santa Ana durante cada lluvia, la problemática de los anegamientos comenzó en décadas pasadas con la proliferación de barrios privados o cerrados. A través de la Ley Provincial 5.405 de Régimen Jurídico de Clubes de Campo, de 1999  y la Ordenanza N°  5.202 de “Clubes de campo en el territorio del Municipio de Capital”, de 2009, comenzó la expansión y creación de countries y clubes de campo a la vera de las lagunas y reservorios naturales de agua hacia el Este de la ciudad.
Precisamente, los nuevos complejos habitacionales fueron construidos en zonas de lagunas, bañados y cursos naturales de agua que forman parte de un gran sistema natural de cuencas que desaguan en el río Paraná y el arroyo Pirayuí, y que a su vez no cuentan con la infraestructura necesaria y están asentados en terrenos rellenados que anteriormente conformaban espejos de agua y desagotes. El uso inadecuado del suelo mediante los rellenos de lagunas, sumado a la densificación y la disminución de la capacidad de absorción de agua que conlleva la expansión urbana desmedida promovida por el mercado inmobiliario, terminó ocasionando las graves inundaciones registradas esta semana tras las lluvias de volúmenes extraordinarios que azotaron la región.
Estudios e investigaciones determinaron que, mediante la obstrucción de los canales naturales de desagüe del agua de lluvia, el relleno de las lagunas y espejos de agua, la pérdida de permeabilidad de los terrenos y la inadecuada infraestructura urbana de los nuevos complejos habitacionales privados del tejido capitalino y de Santa Ana, registrados en los últimos años, son los principales causantes de las inundaciones evidenciadas en las últimas semanas y que generaron graves problemas a decenas de familias.
Ante el panorama desolador de los terrenos anegados, diversos organismos estatales procedieron a ejecutar tareas de ensanche de canales, zanjas y desagües, así como también de bombeo del excedente de agua con el fin de morigerar el impacto negativo de la expansión inmobiliaria desmedida.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








EL TIEMPO EN CORRIENTES

 
10 °
Despejado
 

LA RADIO EN VIVO

 
 
PUBLICIDAD
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
17.26
17.66

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Corrientes
 

 

PUBLICIDAD

DEJA UN MENSAJE

 
 

RadiosNet