LOCALES  15 de abril de 2014

Industrias están casi paralizadas

La mayoría de las industrias están casi paralizadas y esperan poder reanudar cuanto antes sus actividades. Virasoro se caracteriza por ser una de las poblaciones más productivas de la Provincia. Los problemas comenzaron a partir del miércoles cuando ya no teníamos luz.

“Los problemas comenzaron a partir del miércoles cuando ya no teníamos luz. En nuestro caso lo que hicimos fue utilizar la madera que ya estaba cortada para hacer algunos trabajos menores.  Teníamos la esperanza de que se solucionara a las 24 o 48 horas. Como eso no pasó, dijimos, bueno el lunes seguro ya todo volverá a la normalidad. Pero seguimos sin poder trabajar en forma normal y se siguen acumulando los pedidos adeudados. Teníamos compromisos de entrega para la semana pasada que no se concretaron y encima si seguimos así, tampoco lo podremos hacer ahora”, manifestó a El Litoral el gerente de un aserradero que tiene unos 80 empleados. Pese a las dificultades “hasta ahora no suspendimos a nadie. Necesitamos que cuanto antes se resuelva, sólo queremos trabajar”, remarcó.  Mientras que el representante de una de las empresas más grandes de Virasoro, en el marco del comité de crisis, expresó que alquilaron un generador que si bien implica un costo elevado les permitía volver a reanudar parte del proceso de producción. A su vez, desde la firma aclararon que no aplicarían suspensiones a los empleados. Esta expresión para dar tranquilidad a los trabajadores de que no verán reducidos sus salarios, también fue pronunciada por otros empresarios durante el encuentro. No obstante, aclararon que urge contar con energía en el menor tiempo posible porque las pérdidas se van acumulando y luego será difícil superarlas.   Comerciantes Tal como lo informó El Litoral, otro de los sectores que sufre las consecuencias de la falta de energía son especialmente los pequeños y medianos comerciantes, porque la mayoría no sólo perdió gran cantidad de alimentos perecederos sino que además ahora no puede volver a tener el mismo nivel de comercialización que tenía. “No podés comprar leche, queso y otros productos que se consumen mucho porque no sabés en qué momento te cortarán la luz y en mi caso no me da la capacidad económica para tener las 24 horas funcionando un generador.  Si compro el equipo después no tendré para comprar combustible, o sea: será lo mismo”, indicó un comerciante emplazado en la zona periférica de Virasoro.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »