NACIONALES  19 de abril de 2014

700 despidos en Volkswagen

El gremio Smata intenta impedir que la firma automotriz recorte puestos de trabajo por la caída en las ventas hacia Brasil. En Córdoba, Iveco anunció la suspensión de actividades por tres días para todo su personal debido a un exceso de stock. El descenso en las ventas a Brasil y la caída de la actividad en la Argentina por los nuevos impuestos a los autos provocaron en el último tiempo un efecto de pinzas sobre las plantas automotrices instaladas en el país, que vieron afectadas de manera drástica sus ventas.

 Ante ese panorama, la firma Volkswagen resolvió prescindir de 700 empleados de la planta que tiene en General Pacheco para la producción de los modelos Suran y Amarok, según publica Infobae.

El Sindicato de Mecánicos Automotores y Afines del Transporte Automotor (Smata) negocia con las autoridades de la empresa alemana para evitar cualquier tipo de despido. La propuesta contempla un esquema de 300 jubilaciones anticipadas – 150 para empleados mayores de 65 años y 150 para mayores de 62 – junto a un esquema de suspensiones rotativas para los restantes 400, que deberán tener como garantía cobrar el 75% de sus salarios cuando no estén en actividad.

Directivos de Volkswagen aseguraron a El Cronista Comercial que en estos momentos no están cesando personal. Pero el propio titular del gremio, Ricardo Pignanelli, confirmó al diario las negociaciones: "Queremos asegurarnos de que no habrá despidos". La intención de la empresa es reducir en un 15% la planta de empleados de la sucursal.

Las partes ya tuvieron una primera reunión para discutir la propuesta de Smata. Pero su secretario general advirtió que, de aceptarla, la compañía deberá comprometerse a firmar una "estabilidad laboral hasta abril de 2015". "Si no acordamos, vamos a tener problemas. Esa es la pura verdad", reconoció, en declaraciones al diario Clarín.

El presidente de Volkswagen Argentina, Josef Fidelis Senn, viajó días atrás a Alemania para discutir con la casa central los pasos a seguir. El miércoles que viene, las partes volverán a reunirse con la mediación de la ministra de Industria, Débora Giorgi, con la esperanza de que la intervención del Gobierno pueda destrabar la cuestión.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »