LOCALES  11 de febrero de 2018

Utopía correntina

Usuarios insisten con pedido de mayor frecuencia ante el nuevo aumento del boleto. El pasaje de colectivo urbano pasará a costar $9,50 en los próximos días y a partir del 10 de mayo la tarifa plana será de $11. Pasajeros se quejaron del incremento y exigen como prioridad la incorporación de unidades para acortar el tiempo de espera en las paradas.

Los bancos de la garita de plaza Vera se encuentran visiblemente deteriorados hace tiempo.

El Concejo Deliberante capitalino aprobó ayer la suba del boleto de colectivo de $7,68 a $9,50, mientras que a partir del 10 de mayo la tarifa plana pasará a costar $11. Luego de la votación de los concejales (ver página 5), El Litoral recorrió algunas paradas céntricas para dialogar con los usuarios, que volvieron a mostrarse molestos y a reclamar mejoras en el servicio. 
De esta manera, se mantiene la tendencia entre los pasajeros, que entienden injusto y excesivo el aumento teniendo en cuenta el deficitario servicio en general. Félix, del barrio Laguna Brava, dijo a este matutino que “no es justo un incremento ahora, el boleto es muy caro y lo peor de todo es que el servicio no mejora”. Asimismo, recordó que “siempre prometen cosas cuando sube, pero la realidad es que no se ve lo que anuncian, ojalá esta vez se cumpla realmente”, expresó. 

La totalidad de los usuarios consultados ayer después de la aprobación del aumento coincidieron en que la principal dificultad a mejorar es la frecuencia. De esta manera, las largas esperas en las paradas representan la principal preocupación en este marco de incrementos. 
“Tenés que esperar como media hora y después llegan dos juntos, eso hay que mejorar”, enfatizó Graciela, una pasajera que utiliza habitualmente el 108. Por su parte, Félix señaló que “el 102 de Laguna Brava y el 105 se esperan un montón; yo tengo que salir una hora antes de mi casa para poder cumplir con mi horario de entrada y si pierdo un colectivo ya llego tarde”, se lamentó.
Por su parte, Alicia opinó que “es una vergüenza que siempre aumenten el boleto sin exigirle a las empresas que brinden un buen servicio, tienen que poner más unidades; el 105 tarda mucho tiempo y después uno tiene que ir parado e incómodo”.
El nuevo aumento del boleto, que comenzará a regir cuando el Ejecutivo Municipal promueva y publique la ordenanza, hizo emerger nuevamente los históricos reclamos de los usuarios correntinos, que estiman necesarias varias mejoras antes de actualizar nuevamente el precio del pasaje del transporte urbano.
En este sentido, más allá de la frecuencia, aflora también la escasez de garitas en las paradas. “Instalaron varias, pero la verdad es que hacen falta, hay esquinas en las que no hay ni un árbol para que de un poco de sombra y refugiarse”, dijo Graciela. Asimismo, Alicia indicó que “cerca de mi casa empezaron a colocar una y quedó a medias, está sin terminar desde hace meses”. 

 

Condiciones
Junto con el incremento, los concejales capitalinos aprobaron las condiciones que deberán cumplir las empresas a partir de ahora. Entre las más sobresalientes se puede mencionar la construcción de 100 refugios en las diferentes paradas, que se sumarían a las 80 que se comenzaron a instalar hace un año y medio aproximadamente. 
Asimismo, piden la incorporación a todos los ramales de nuevas unidades adaptadas para personas con discapacidad, que cuentan con el sistema de descenso para sillas de ruedas en la parte trasera. Además, exigen a las firmas que brindan el servicio que coloquen señalética en las paradas y que extiendan los recorridos en los barrios Río Paraná y hacia la zona de Punta Taitalo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »